Semana Santa Monóvar - Crónica 2007

   
  Semana Santa Monóvar
  Crónica 2007
 
Crónica de la Semana Santa 2007


   La crónica de esta Semana Santa viene repleta de novedades importantes. La recién constituida Junta Mayor de Cofradías de Semana Santa de Monóvar va despertando poco a poco y tras superar las dificultades iniciales, van surgiendo los proyectos. Así empieza a ver la luz una revista todavía modesta que con la denominación de Cruz de Guía, sustituye al díptico que tradicionalmente nos ofrecía el Guión de Actos en cada Semana Santa. Igualmente el día 17 de marzo se ofrece en el teatro Principal el primer Pregón Oficial de Semana Santa, a cargo del Rvdo. Sr. D. Francisco Bernabé Alfonso, en quien concurren entre otras las condiciones de monovero, sacerdote y Consiliario de la Junta Mayor de Cofradías y Hermandades de Semana Santa de Alicante. Antes del extraordinario pregón se ofreció una representación a cargo de la Compañía de Danza Azahar de Alicante, quienes con la colaboración de las bandas de tambores monoveras y una veintena de cofrades, en el papel de figurantes nos ofrecieron la obra “Pasión Nazarena”.
 
 Antes el día 24 de febrero se inició la Cuaresma con la primera de las Eucaristías ofrecidas por las cofradías, siendo la primera la de la Cofradía Ntro. Padre Jesús Nazareno. El día 3 de marzo la Cofradía del Stmo. Cristo Crucificado aprovechó la suya para proceder a la firma del acta de hermanamiento con la Hermandad Sacramental del Stmo. Cristo del Mar, Eucaristía que estuvo concelebrada por el Excmo. y Rvdmo. Monseñor D. Rafael Palmero Ramos, Obispo de la Diócesis; D. Antonio Vivo Andujar, párroco de la Basílica de Sta. María de Alicante; D. Francisco Bernabé Alfonso, Consiliario de la Junta Mayor de Cofradías y Hermandades de Semana Santa de Alicante y nuestro párroco y Consiliario D. Antonio Alcolea Martínez. Posteriormente en los días 10, 17 y 24 de marzo se celebraron las Misas ofrecidas por las cofradías Ntra. Sra. de los Dolores, Santo Sepulcro y Ntra. Sra. de la Soledad.
 
    El viernes 30 a las 22’30 horas se dio inicio al Vía Crucis Público por la Paz con la imagen del Stmo. Cristo Crucificado portado por el numerosísimo público que se dio cita, y en unas andas metálicas que facilitaban la labor a los improvisados costaleros, en su mayoría mujeres y niños que recorrerían un itinerario más corto que en ocasiones anteriores y que discurrió por el barrio de la Goletxa. Al regreso a la parroquia se celebró el tradicional Besapies al Cristo.
 
     Llegada la Semana Santa y como de costumbre, echamos mano de las predicciones meteorológicas, las cuales aunque anunciaban media semana de lluvia y media de sol, se estrenaba con un chaparrón apenas unas horas antes de que el “burret”, engalanado con palma blanca y olivo congregase en el Exconvento a todos los niños del pueblo y por supuesto a sus padres y abuelos. La Escuela de Música la Artística, autoridades municipales, de la parroquia y representantes de la Junta Mayor de Cofradías acompañaron a la imagen de la Entrada de Jesús Triunfante en una Procesión de las Palmas que presentaba novedades, al alargar sensiblemente su recorrido.
 
    Ya el Martes Santo a las 10 de la noche; el Nazareno. La noche se vistió con capas y capuchos morados para acompañar al paso de la Cofradía Ntro. Padre Jesús Nazareno, quien por primera vez en Martes Santo, salía desde la iglesia y lo hacía con una adaptación del tema “Perdóname Señor” de la ópera-rock “Jesucristo Superstar” interpretado por su banda de tambores y cornetas. Durante el recorrido por la zona del campo de fútbol, hecho también inédito en la cofradía interpretaron, marchas como “La Saeta”, “El Himno” o el “Ave María”, entre otras, regresando a la parroquia al filo de la medianoche, momento en que entró nuevamente en la iglesia con la marcha “Mectum” y un nuevo y emocionado aplauso de los fieles allí congregados.
 
     La noche del Miércoles Santo está reservada para las dos Señoras, la “Soledad” y la “Dolorosa”. La primera de ellas inició su desfile procesional sobre las diez y media de la noche. Tras salir a la calle sus cofrades de luz, banda de tambores y portadores de insignias, asomaba por la arciprestal los barales del trono de Ntra. Sra. de la Soledad. El exorno floral en blanco, como es costumbre, armonizaba perfectamente con la plata del trono, conjugando con la dulzura del rostro de María Santísima en su advocación de la Soledad. Tras desfilar por un itinerario más “arriesgado” con pendientes, calles estrechas y giros complicados llegó a la confluencia de las calles Mtro. D. Joaquín y Avda. Comunidad Valenciana, donde coincidió con la otra Señora de la noche, la de los Dolores.
 
     La Cofradía Ntra. Sra. de los Dolores había salido a la calle inmediatamente después de la cofradía de la Soledad. La complejidad del Trono de la “Dolorosa” al que hay que desmontar y montar las águilas que engalanan la carroza en sus cuatro esquinas, demoró un poco más su salida. La cofradía salió con lo que ellos denominan “la llamada”, un arreglo musical de la propia banda que se viene interpretando desde hace más de cincuenta años. Posteriormente el Coro Parroquial interpretó un precioso tema polifónico titulado “Dolorosa”. Ya una vez en la calle, la recién restaurada imagen de la Virgen de los Dolores, realizó su desfile procesional durante el cual se interpretaron temas como “Soledad de San Pablo”, “Virgen de los Dolores” o “Perdona a tu pueblo”.
 
    Al coincidir con la Cofradía de la “Soledad” ambas se fusionaron en una, interpretando conjuntamente la marcha procesional “La Saeta”. Tras la escenificación del encuentro entre Jesús descendido de la Cruz, y su Madre portando los tres clavos entre sus manos y con una fuerte ovación del público, la cofradía Ntra. Sra. de los Dolores pasó a desfilar ahora en primer lugar, entrando de regreso a la iglesia con un arreglo musical de la propia banda. Seguidamente lo hizo la cofradía Ntra. Sra. de la Soledad, pasada la una de la madrugada y con el paso sereno y pausado que le imprimen sus costaleros.
 
    El Jueves Santo amaneció con un 98% de probabilidades de lluvia sobre Monóvar, solo hacía falta saber en que momento iba a descargar, aunque a lo largo de la noche incluso asomaron las estrellas. A las once en punto de la noche, se abrieron las puertas de la iglesia para celebrar un desfile procesional que había despertado mucha expectación. Con motivo del Hermanamiento de la cofradía del Cristo con la Hermandad Sacramental del Stmo. Cristo del Mar de Alicante, recibíamos en Monóvar el extraordinario Paso de Palio de la Virgen de los Dolores y San Juan de la Palma.
 
     Aunque en esta ocasión se notó la ausencia de casi un centenar de cofrades de luz del Cristo, ya que lo que apetecía en esta ocasión era ver la procesión desde fuera, se pudieron contar más de trescientos ochenta cofrades acompañando al Trono del Cristo Crucificado. Tras él D. Antonio, nuestro párroco, el ya habitual grupo de Damas de Mantilla que por invitación particular de nuestra cofradía acompañan al Cristo y la presidencia de la cofradía. Tras ellos los estandartes y una representación de las cinco cofradías monoveras, Entrada de Jesús Triunfante y la Mayordomía de la Virgen del Remedio. Cerrando la comitiva, el Simpecado de la Hermandad alicantina y la presidencia oficial formada por D. Salvador Poveda, Alcalde de Monóvar; D. Rafael Maluenda, Diputado Autonómico, D. Enrique Marhuenda, Hermano Mayor del Cristo; D. Alfredo Llópis y D. José Mª Choclán, Hermano Mayor y Jefe de Protocolo respectivamente de la Hermandad del Stmo. Cristo del Mar y D. Joaquín Santo, Presidente del Instituto Juan Gil Albert, para finalizar con la representación de la Junta Mayor de Cofradías de Semana Santa de Monóvar.
 
     Y por fin apareció el Paso de Palio de la Virgen de los Dolores y San Juan de la Palma. Fernando Candela ordenó a sus costaleros que había que salir de la iglesia “a sufrir” (con las piernas flexionadas, para bajar el trono), una vez fuera recibieron el primero de los aplausos de la noche.
     Arriado el paso:  ¡Señores, esta levantá la vamos a hacer por el pueblo de Monóvar, que nos ha acogido aquí como verdaderos hermanos!, ¡va por el pueblo de Monóvar, que ha demostrado su cariño y hospitalidad!, ¡costaleros de la Virgen!, ¡al cielo con ella!, ¡!al cielo!... y con un golpe de llamador, el palio sale disparado hacia el cielo de Monóvar, al tiempo que la Banda de Música la Artística inicia la “Marcha Real” y el público irrumpe en una nueva ovación.
 
    Ovaciones que se repetirán al paso, tanto del Cristo como del Palio, en la dura subida de la calle Mollana, en cada una de las revirás, en las levantás del Palio dedicadas por sus capataces, Fernando Candela y José Vicente García, al pueblo de Monóvar, a la Guardia Civil que custodia el trono, a las cofradías monoveras…
     Llegados de nuevo a la Arciprestal de S. Juan Bautista el Cristo se vuelve porque observa a su Madre subiendo por la calle iglesia, los tambores inician un toque con suavidad que sube en intensidad conforme se van acercando ambos tronos. El Cristo queda a tan solo tres centímetros de los respiraderos del Paso de Palio, que con su candelería de flor de cera encendida, ilumina el camino a María Santísima y a su joven discípulo San Juan, que han venido al encuentro de Jesús. Allí desde la Cruz, Jesús le dice: “Mujer he ahí tu hijo” luego dice a su discípulo: “he ahí tu Madre” Juan 19, 25-27
 
     Los costaleros ya han devuelto al Cristo a su casa y ahora la Virgen de los Dolores y San Juan de la Palma, recibe de nuevo las órdenes del capataz. ¡Hay que bajar poco a poco, muy despacito señores!, ¡bajamos “a sufrir” muy poco a poco! y con la “Marcha Real” regresa de nuevo a la iglesia cuando las campanas de la torre nos dicen que son las tres de la madrugada.
 
     Ya nos habíamos pasado toda la semana preguntándonos cuando llovería y claro, tanto va el cántaro a la fuente, que al final se rompe. Y se rompió en la tarde del Viernes Santo. Después de salir la Cofradía Ntro. Padre Jesús Nazareno y con la banda infantil del Cristo ya en la calle, empezaron a caer algunas gotas de lluvia. La mayoría de las cofradías ya habían manifestado su intención de no salir si llovía, con lo que la cofradía del Cristo regresó a la iglesia e igualmente la del Nazareno, aunque no pudo evitar que un chaparrón le cayese encima. Tras varios aplazamientos, la cofradía del Santo Sepulcro decidió hacerse a la calle aún cuando la lluvia no había cesado y así hizo un corto recorrido por la calle Mayor, Azorín, Mtro. D. Joaquín e Iglesia. Justo cuando el Cristo Yaciente hacía su entrada en el Templo, la lluvia arreció sobre la presidencia oficial, la banda de tambores y los pocos cofrades que acompañaban al desfile procesional. A continuación se celebró el Santo Entierro acompañados por una interpretación conjunta de las bandas de la “Dolorosa” y el “Sepulcro” y tras las reflexiones de nuestro párroco D. Antonio. Se echó en falta la presencia del trono con la imagen de la Soledad que siempre presencia este acto.

     Dice el refrán que después de la tempestad viene la calma y el Domingo de Resurrección llegó la calma y con ella llega nuestra Patrona, la Virgen del Remedio, llega el día de Cristo Resucitado, porque la vida no termina en el sepulcro, sino que brota en el sepulcro, es el triunfo de la Vida, la Luz que se enciende de nuevo. La Luz en el rostro de la Madre de los monoveros. Le han retirado el velo negro, una flor brota en sus manos. ¡Qué bella, que dulzura en sus ojos, que armoniosa figura! Por María nos vino la salvación, gracias a ella celebramos con gozo la Resurrección del Señor. Y lo celebramos en una mañana llena de colorido, alegría desbordante, música, vivas a la Virgen del Remedio y a Jesús hecho Eucaristía, cohetes atronadores y palomas que se elevan al cielo. Es el Domingo de Pascua, y todo vuelve a comenzar.
 
Pablo Jaén Mira
Cronista de la J.M.C.S.S.M

Crónica publicada en la revista Cruz de Guía de 2008

Volver arriba

 
  Desde el 14/02/2010, esta Web ha recibido 82385 visitantes (310551 clics a subpáginas)  
 




Resolución de pantalla 1024 X 768 píxeles o superior.
Página web creada, diseñada y actualizada por Francisco Jaén.
  Copyright ©  2009-2017. Todos los derechos reservados.     Aviso legal.